El Síndrome de Rapunzel da nombre a un raro cuadro que se caracteriza por la presencia en el estómago, de un tricobezoar. 

Rapunzel
Rapunzel

Los bezoares son cuerpos extraños en el tracto gastrointestinal, que pueden aparecer por la ingestión de cuerpos extraños o sustancias orgánicas no digeribles (pelo, plástico, hilo, algodón,…), que no atraviesan el píloro (abertura en el estómago que lo comunica con el intestino delgado). Estas sustancias van aumentando de tamaño al sumarse fibras y comida no absorvible.

La presencia de un tricobezoar en el estómago nos sugiere, ingesta voluntaria y compulsiva de pelos (tricofagia), por desajustes de la personalidad.

Es obvio, que el Síndrome de Rapunzel, nada tiene que ver con la esperanzada princesa de los Grimm, que usaba su cabello para poder ser rescatada por su príncipe, y no para comérselo.

Las víctimas de tricofagia pueden ingerir el cabello que ellas mismas se arrancan (tricotilomanía), pero también pueden comerse cabello que obtienen de peines y cepillos o de otras personas.

Los tricobezoares suelen encontrarse en el estómago, pero también en el duodeno, yeyuno, íleo o incluso en el colon, si son capaces de atravesar el píloro.

Contenidos

Causas

Como hemos dicho ya, la causa de padecer este síndrome consiste en alojar en el estómago y/o intestino una maraña de pelos como consecuencia de practicar la tricofagia, que a su vez es un reflejo de desórdenes psicológicos.

El 90% de los casos son mujeres menores de 30 años con problemas psicológicos leves (depresión, ansiedad, etc). Pero también se puede dar en hombres con desequilibrios psiquiátricos.

Algunos factores potencian la incapacidad del estómago para propulsar y desembarazarse del pelo ingerido:

  1. Dismotilidad gástrica (movimiento del contenido del estómago alterada).
  2. Alteración de la mucosa y secreción ácida del estómago.
  3. Contenido graso en la dieta.
  4. Disminución del pH gástrico.
  5. Ingestión de sustancias alcalinas.

Entre otros.

Síntomas

El tiempo que transcurre desde el comienzo de la tricofagia, hasta la manifestación de los síntomas, es variable. Depende de la cantidad de pelo que se ingiera y de la  asiduidad.

tricofagia
tricofagia
  1. Pérdida de peso.
  2. Síntomas de obstrucción parcial de la salida del estómago o intestino.
  3. Náuseas, vómitos y saciedad.
  4. Hematemesis (vómito de sangre).
  5. Diarrea.
  6. Halitosis.
  7. Anemia ferropénica.
  8. Sangre en heces.
  9. Alopecia areata (falta de cabellos en zonas delimitadas).

Diagnóstico

El diagnóstico sería inmediato si los pacientes no negaran la tricofagia, pero en la mayoría de los casos lo hacen. Debe realizarse historia clínica mediante entrevista al paciente, detallándose antecedentes de tricofagia, tricotilomanía o alopecia areata.

Realizar examen físico revisando heces, por si hubiera pelo.

Se realiza ecografía, radiología con bario o resonancia magnética, pero la gastroscopia es la mejor técnica para diagnosticar y clasificar los bezoares. Los tricobezoares son de color negro brillante.

Tratamiento

El tratamiento del tricobezoar es quirúrgico, excepto los más pequeños. Se realiza gastrotomía que debe ser longitudinal al eje mayor del estómago, con apertura necesaria para poder extraer el tricobezoar, y comprobando que no queden restos de pelo en la mucosa y pliegues del estómago, así como en el intestino ni en la válvula ileocecal.

En algunos casos la extracción se puede realizar por endoscopia gástrica.

Además, los pacientes necesitarán evaluación psiquiátrica y tratamiento adecuado para evitar la tricofagia que provoca esta situación.