Síndrome Metabólico

El Síndrome Metabólico es una asociación de problemas de salud, que van apareciendo progresivamente en un individuo, y que cada uno de ellos, supone un factor de riesgo para padecer enfermedad cardiovascular y diabetes.

Es llamado también Síndrome Plurimetabólico, Síndrome de resistencia a la insulina o Síndrome de OROP (por sus siglas en inglés de dislipidemia, resistencia a la insulina, obesidad e hipertensión arterial). En algunas publicaciones aparece como “cuarteto o sexteto de la muerte”.

La obesidad infantil es el principal factor de riesgo para desarrollar obesidad en la edad adulta, y esto conlleva a Síndrome Metabólico, diabetes y enfermedad cardiovascular.

Es alarmante que en países desarrollados como Estados Unidos, alrededor del 25% de la población mayor de 20 años padezca Síndrome Metabólico. Además, la edad de los individuos que lo padecen, cada vez es más baja. Actualmente el grupo de riesgo está en torno a los 35 años.

Contenidos

Causas

La resistencia a la insulina es una alteración que se transmite genéticamente (de padres a hijos). Se cree que los genes reguladores de la lipólisis, la termogénesis y el metabolismo de la glucosa y el músculo, son los implicados.

Consiste en una deficiencia metabólica, de manera que el organismo no puede utilizar la insulina de forma eficiente. Si la insulina (hormona que segrega el páncreas), no hace su labor, la glucosa no ingresa en las células y por tanto no hay producción de energía.

El páncreas sigue segregando insulina, pero no cumple su cometido, con lo que se da un exceso de esta hormona en sangre (hiperinsulemia) y esto aumenta el riesgo de:

  1. Subida de triglicéridos.
  2. Subida de colesterol malo y bajada del bueno.
  3. Elevación de la presión arterial.
  4. Formación de coágulos.

Esta alteración mas la suma de factores ambientales, asociados al estilo de vida, favorecen el desarrollo de este síndrome.

  • Sobrealimentación y dieta no saludable.
  • Actividad física escasa.

Síntomas

Más que síntomas, son en realidad signos medibles que manifiestan la existencia del síndrome.

  1. Obesidad abdominal.
  2. Presión arterial elevada.
  3. Triglicéridos (son un tipo de grasas) altos.
  4. Colesterol HDL (comunmente colesterol bueno) bajo.
  5. Glucosa alta en sangre.

Diagnóstico

El diagnóstico del Síndrome Metabólico se realiza si se dan tres al menos de los siguientes parámetros:

  • Triglicéridos mayores o iguales a 150 mg/dl.
  • Incremento de la circunferencia abdominal.
  • Glucosa en ayunas mayor o igual a 100 mg/dl.
  • Presión arterial mayor a 8,5 – 13.
  • Disminución del colesterol HDL, en hombres menos de 35 mg/dl, y en mujeres menos de 39 mg/dl.
  • Acantosis nigricans: Trastorno cutáneo caracterizado por oscurecimiento y engrosamiento de los pliegues de la piel.

Se debe por tanto, medir la circunferencia abdominal, así como realizar analíticas de sangre para comprobar los valores de triglicéridos, colesterol y glucosa. Y lectura de la presión arterial.

Tratamiento

Es de vital importancia prevenir los factores de riesgo: seguir una dieta saludable, bajar el peso, realizar actividad física adecuada y no fumar.

El paciente debe medicarse en aquellos casos que sea necesario:

  • Diabetes: Si el paciente es obeso se trata con Metformina. Si el paciente no tiene sobrepeso se tratará con Sulfonilureas.
  • Triglicéridos: Si son mayores de 400 mg/dl, se tratara con Fibratos.
  • Colesterol: Se trata con Estatinas.
  • Hipertensión: Betabloqueantes, Tiazidas, etc, para reducir la tensión arterial.