El Síndrome de Mallory Weiss o desgarro del mismo nombre, es un traumatismo del esófago consistente en laceraciones y desgarros no perforantes de su mucosa. Es frecuente en la zona de unión del esófago y del  estómago (unión gastroesofágica), es decir, en elcardias; y puede ir acompañada de sangrado, por la rotura de vasos sanguíneos.

Es más habitual en hombres que en mujeres y puede darse a cualquier edad. Supone el 5% de los epidodios de hemorragia de  la parte alta del tubo digestivo.

Desgarro de Mallory Weiss
Desgarro de Mallory Weiss

Algunas características son:

  1. Cursa con dolor epigástrico y/o dolor de espalda.
  2. La magnitud de la hemorragia está en función del vaso roto y del tipo del mismo.
  3. La mucosa adyacente al sangrado presenta edema (inflamación por acumulación de líquidos), y tiene apariencia hemorrágica.
  4. Normalmente la laceración se da como desgarro único, aunque pueden darse múltiples desgarros paralelos al eje del estómago, y en cualquier punto de la circunferencia del cardias.
  5. Es raro que lesione la capa muscular. La lesión es a nivel de mucosa y submucosa.

Contenidos

Causas

  • Vómitos y arcadas, causados a menudo por hábitos alcohólicos y desórdenes alimenticios
  • Hernia de hiato, que supone el posicionamiento de una porción del estómago en el tórax, a través de una abertura en el diafragma.
  • Abuso de ácido salicílico
  • Cuadros de epilepsia
  • Situaciones que puedan aumentar la presión abdominal, como tos fuerte y reiterada en el tiempo, o incluso un masaje cardiaco externo.

Síntomas

  1. Hematemesis: Presencia de sangre en el vómito, que suele ser rojo brillante.
  2. Melenas: Sangre en las heces.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante una endoscopia, ya que mediante radiología (rayos X, ultrasonidos o campos magnéticos) no siempre se detecta. También es efectiva la angiografía (radiografía de vasos sanguíneos), para detectar el punto concreto de sangrado.

Endoscopia del Cardias
Endoscopia del Cardias

El desgarro evoluciona con sangrado activo hasta la formación de un coágulo que cubre la laceración, cuyos bordes se cubren de  fibrina (proteína que forma el coágulo)En dos o tres días se retrae y se desprende, con lo que queda una especie de úlcera en forma lineal que tarda de 4 a 10 días en curar.

Tratamiento

Aunque normalmente la hemorragia se detiene por si misma, para cicatrizar en unos 10 días, como acabamos de explicar; hay casos en los que es necesaria una intervención quirúrgica para cauterizar algún vaso sangrante, o incluso suturarlo.

Si la hemorragia no se detiene de forma espontánea, puede ser necesaria una fotocoagulación endoscópica (uso del laser y la endoscopia para el sellado de los vasos).

En casos muy extremos en los que haga falta usar alguna de estas medidas invasivas, es posible que también se haga necesaria una transfusión de sangre y posiblemente una inyección de epinefrina, para detener la hemorragia.

En desgarros de gran calibre, puede darse un derrame de pleura (membrana que recubre los pulmones) o irritación en el mediastino (espacio entre los pulmones).

Prevenir el Síndrome de Mallory Weiss implica evitar las causas que lo producen, cuando éstas son provocadas voluntariamente. Como es el caso del  alcoholismo y los vómitos por desórdenes alimenticios.